Educación Inclusiva

La CLADE entiende que el sistema regular de educación debe ser inclusivo, capaz de hacer ajustes y responder a todos sus estudiantes. Un sistema educativo inclusivo es aquel que, por encima de cualquier otra característica, prohíbe las prácticas discriminatorias, promueve la valoración de la diferencia, acoge la pluralidad y garantiza la igualdad de oportunidades. Por otro lado, siendo el derecho a la educación un derecho humano de todos y todas, obligatorio en determinados niveles de enseñanza, subrayamos que este precepto se aplica de igual manera a las personas con discapacidad.

Una educación inclusiva garantiza no solamente acceder a ella (o sea, su disponibilidad y su acceso físico y económico, sin discriminación), sino que permanecer en ella. Una educación que sea aceptable (pertinente, relevante, no discriminatoria) y adaptable (capaz de responder a las necesidades y especificidades de sus estudiantes, flexible, que haga ajustes razonables, que en suma sea centrada en los y las estudiantes).

Lea el posicionamiento público elaborado por la CLADE en el marco de la SAM 2014:
El Derecho a la Educación de las Personas con Discapacidad en América Latina y el Caribe